Después de más de 20 años prestando el servicio municipal de ayuda a domicilio, hoy Serlicoop se despide de este programa. Es una despedida en la que confluyen un sin fin de emociones, pero sobre todo, el sentimiento que predomina entre todos es el de gratitud.

Gratitud a un pueblo, Petrer. Tras más de 25 años de trabajo en su municipio hemos podido compartir con muchas corporaciones la gestión de los servicios sociales y la atención a sus mayores. Gracias a todos y cada uno de los alcaldes y alcaldesa que han posibilitado que el programa de ayuda a domicilio cobrara la importancia que tiene. Porque atender a los mayores es el mejor regalo de un legado que se nos ha regalado a quienes tenemos vocación de servicio. Gracias a las corporaciones municipales que han pasado por el ayuntamiento, por apostar por programas que fomenten la calidad asistencial. Nos hemos sentido unas privilegiadas trabajando en Petrer. (Seguiremos trabajando en Petrer, y prometemos volver a gestionar el programa municipal del Servicio de Ayuda a Domicilio)

Gracias a todo el Departamento de Servicios Sociales. Este Departamento es un referente en la comunidad valenciana. Capitaneado por Mercedes Riera, ha sabido y sabe, adaptarse a los cambios y adaptar sus servicios a los ciudadanos especialmente vulnerables. Nos sentimos profundamente agradecidos por la profesionalidad del equipo. Especialmente por el área de Atención a la Dependencia. Serlicoop puede sentirse orgullosa de haber sido una de las empresas pioneras en la puesta en marcha del Servicio Atención a la Dependencia desde el ámbito municipal. Participamos en los debates que configuraron el Libro Blanco de la Dependencia, precursor de la Ley de Dependencia y contribuimos a sistematizar y profesionalizar el sector de los cuidados y esto es gracias al Departamento de Servicios Sociales.

Este sector, el de la atención a la dependencia, en 20 años ha sufrido un cambio trascendental, profesionalizándose y equiparándose a los servicios de atención sanitaria. La atención Sociosanitaria en el ámbito doméstico ha cobrado una importancia trascendental para posibilitar la libre elección de envejecer en casa, con calidad y asistencia profesional. Los servicios sociales y SERLICOOP han contribuido a que esta opción fuera una realidad. Y ahora, en toda su gama, desde el acceso público y privado, las personas mayores tienen, por derecho, la prestación vinculada a la ayuda a domicilio.
En esta adaptación del proceso de envejecimiento juega un papel fundamental el equipo que forman las auxiliares de ayuda a domicilio. Saber hacer y hacer valer el trabajo, con vocación de servicio, conocimiento, delicadeza y actitud positiva caracteriza a la plantilla de Serlicoop. Ahora y siempre. Queremos agradecer a todas las que, día a día, cuidan de los dependientes. Porque cuidar a las personas dependientes y mayores es reconocer y venerar nuestra historia. Reconocer la vida y facilitar un tránsito hacia las dependencias de manera digna, reconociendo sus potencialidades y sus capacidades es un trabajo que se hace desde los valores humanistas. Reconociendo también las debilidades y las dificultades. Las/os auxiliares generan bienestar. En SERLICOOP tenemos la responsabilidad de que cuando alguien nos solicita un servicio, estemos a la altura. Las tareas rutinarias de limpiar, cuidar y acompañar se vuelven excepcionales cuando se trasciende de la mera acción y se llega al alma. Porque si algo nos ha caracterizado, y concretamente a toda la plantilla vinculada al SAD municipal de Petrer, es que las cosas se hacen con Alma, Corazón y Vida. Por eso, nos duele decir adiós a esta plantilla: Gracias a Ana Muñoz, Maria Salud, Rosalía, Angelita, Maria Dolores, Ana, Pilar, Saray, Alba, Encarni, Fini,  Toñi, Virtu, … gracias a las coordinadoras: María, Juani, Miriam, Ana, Belén, Noelia…siempre formaréis parte de nuestra familia. Sois buenas profesionales, pero mejores personas. Os queremos y os deseamos lo mejor. La vida da muchas vueltas y pronto seguiremos haciendo equipo. Hacer equipo es lo que nos ha unido y equipo es lo que somos.

Gracias también a todas las familias que hemos atendido desde el programa municipal. Nos sentimos profundamente agradecidas por habernos dejado acompañaros en los momentos de dificultad, estrés, de miedos por afrontar la enfermedad, por no saber qué hacer con vuestros familiares y por dejar asomar una sonrisa en medio de situaciones de demencias, enfermedades y conflictos. Porque con cada uno/a de vosotros/as nos hemos llenado y descubierto unas familias que afrontan las dificultades con dignidad y actitud de escucha y mejora constante.

Para que todo esto sea posible, hace falta voluntad política, acción profesional y coordinación empresarial. Gracias, desde aquí a todos los artífices de que el programa de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Petrer siga adelante.

Hoy Serlicoop se despide de esta gestión con sentimientos encontrados. Sentimientos llenos de historias personales, vivencias, lágrimas y risas. Es tiempo de echar la vista atrás y analizar cómo se hizo una externalización de los servicios sociales municipales en Petrer, con normalidad y tesón, y como afrontamos todas y cada una de las crisis que se han dado. Siempre con una sonrisa y con la fuerza del trabajo. Gracias a las pioneras, María, supo ser visionaria, y siempre estuvo acompañada de Juani y Chelo. Gracias a ellas estamos donde estamos. ¡Cuánto hemos aprendido! Y ¡cuánto nos queda por aprender! Con ese coraje que nos infundieron las fundadoras tenemos una buena noticia. Seguimos con nuevos proyectos. La formación ha sido y es clave para la concienciación y capacitación de profesionales competentes. Seguimos con “Leyes de Dependencia” y posibilitando que la esperanza siga avanzando para que las familias que necesiten atención domiciliaria tengan la mejor que se merecen. Nacimos para servir. Servimos para ayudar. La colaboración, cooperación y el encuentro en los cuidados es nuestra razón de ser. Seguimos a tu lado, incluso en tiempos cambiantes.

De todo corazón, GRACIAS.