El impacto de la covid y la falta de inversión llevaron al sistema a un retroceso, según un informe de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales

El impacto de la covid en el sistema de atención a la dependencia ha sido “catastrófico”. Este es el balance de 2020 que hace la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales en un informe publicado este lunes. Empeoran los principales indicadores y se mantienen las “enormes desigualdades” entre comunidades autónomas: nueve de ellas suspenden en la escala que elabora anualmente esta organización. Se trata de un año en el que el sistema dio pasos atrás, un periodo en el que los más vulnerables, las personas en situación de dependencia, sufrieron especialmente la pandemia. En el año murieron por cualquier causa 248.751 personas que habían cursado una solicitud para ser atendidos, el exceso de muertes fue de 52.835 respecto a lo esperado. Un total de 8 de cada 10 superaban los 80 años. Y 55.375 fallecieron mientras esperaban alguno de los trámites de la ley. Son 152 muertes cada día. De media, los dependientes esperan 430 días hasta que son atendidos. No todos disponen de ese tiempo. “Las listas de espera están en los cementerios”, se queja Alicia Resino, que lleva ya dos años esperando.

 

Seguir leyendo

Fuente: El País